14 feb. 2016

Un Quinteto Apasionado

César Frank
17 de enero de 1880. Organizado por la Société Nationale de Musique, va a tener lugar en París el estreno del Quinteto en Fa para piano, dos violines, viola y violonchelo de César Franck. Compuesto entre 1878 y 1879, está dedicado a Camille Saint-Saëns, que junto a Marsick y Remy a los violines, Van Woefelghem, a la viola y Loys al violonchelo van a ser los interpretes de dicha composición. Podemos considerar, sin lugar a dudas, esta obra como la primera en la que empieza a percibirse el esplendor de César Franck tras su nombramiento, en 1872, como profesor del Conservatorio. Aquí, el artista manifiesta con plena consciencia, su estilo personal. Es a partir de este momento, y durante los años ochenta, última década de su vida, donde César Franck va a componer sus principales obras: el Preludio, Coral y Fuga (1884), las Variaciones sinfónicas (1885), la Sonata para violín y piano (1886), la Sinfonía en Re (1888), el Cuarteto en Re mayor (1889) y los Tres corales (1990).
El Quinteto es una obra apasionada, en la que Franck adopta la estructura cíclica; consta de tres movimientos:
El primero de ellos, "Molto moderato quasi lento", comienza con una introducción donde se expone un primer tema en el que se indica «dramático» (la arrogancia de Satán). Responde el piano con un segundo tema (expresivo) acompañado de tresillos (Coro de los Justos proclamando el triunfo del Amor). Tras una doble exposición, comienza el Allegro, prolongado por el piano, en el que aparecen
otros dos temas secundarios que contrastan, de forma parecida, a los que les precedieron. Tras un desarrollo de estos elementos, aparece un quinto motivo expuesto por el violín (dolce, tenero ma con passione) en un pasaje modulante. El desarrollo empieza con un diálogo entre el tercer y quinto motivo en un pasaje lleno de tensiones, hasta que aparece el tema inicial en un fortissimo dramatico. Esta breve y agitada reexposición es interrumpida por el quinto motivo, Molto dolce, que da pie a otra nueva y encarnizada discusión a lo largo de la cual irá cobrando una importancia cada vez más destacada, hasta imponerse al unísono.

Quinteto para piano en Fa menor, FWV 7
1.- Molto moderato quasi lento.
2.- Lento, con molto sentimiento. 3.- Allegro non troppo, ma con fuoco.
Claudio Arrau, piano.
Julliard Quartet.

El segundo movimiento, "Lento, con molto sentimento", está escrito en La menor y sirve de puente entre las tonalidades de los movimientos extremos: Fa menor y Fa mayor. Tiene una sencilla forma ternaria (ABA). La primera sección se compone de la doble exposición de una hermosa melodía que está a cargo del violín y que en su segunda aparición, introduce un contramotivo rítmico. La parte central está en Re bemol y rememora el tema principal de este movimiento, que termina con una breve reexposición, devolviéndonos al tono principal.
El "Allegro" final está en Fa mayor. Se abre con una introducción en crescendo hasta que aparece un nuevo tema (maestoso) expuesto en octavas por la cuerda y desarrollado ampliamente hasta que del piano emerge el contramotivo del Andante y comienza un desarrollo con modulaciones. Tras la reexposición, el violonchelo introduce una melodía que, poco a poco, irá imponiéndose hasta acceder al primer violín y revelarse como una variación, en ritmo ternario y en Re bemol mayor, de aquel quinto motivo característico del primer movimiento, en un pasaje pianissimo. De vuelta a Fa mayor, se inicia un inmenso crescendo que, al segundo intento, desemboca en un contundente final.


Claudio Arrau
Claudio Arrau (Chillán, Chile, 6 de febrero de 1903-Mürzzuschlag, Austria, 9 de junio de 1991).