22 dic. 2014

Las Mujeres de Puccini

Giacomo Puccini
Si Julio Romero de Torres supo pintar como nadie a la mujer morena; Giacomo Puccini supo dibujar, con su música y de una manera inigualable, a las más gentiles, tiernas, delicadas y sufridas protagonistas de este género de música teatral que es la ópera. 
La mujer pintada con mayor lirismo es sin duda Mimì, la delicada y tierna vecina del poeta Rodolfo de "La Bohème". Es esa voz que posee un timbre cálido y efusivo, equilibrado de armónicos y de registros, de volumen muy apreciable, que ha de trabajar con asiduidad el registro central y que ha de enfrentarse a una orquesta bastante amplia.

La Bohème
"Si, mi chiamano Mimí"
Mirella Freni, soprano.

A Manon la dibuja como a ninguna. La diseña con la fragilidad de la mujer mundana y sensual, con la energía que ha de mover el impulso que la aferra a esa vida que se le escapa en el último acto. En esta "In quelle trine morbide", ha de dar un curso de manejo del color.

Manon Lescaut
"In quelle trine morbide"
Maria Callas, soprano. Philarmonia Orchestra.
Tullio Serafin, director.

Tosca, la célebre actriz y cantante, es dibujada por Puccini como una mujer apasionada, celosa y generosa, capaz de cualquier cosa por su amor. Requiere una voz que sepa plantar cara violentamente, con frases cercanas a lo declamatorio, a Scarpia y también deshacerse en las cantilenas con las que muestra su amor a Mario. Puccini diría que Tosca necesitaba de una voz ultradramática.

Tosca
"Vissi d'arte"
Angela Gheorghiu, soprano.

El pintor de almas, nos presenta a Butterfly con rasgos claroscuros. Por una parte, la expresión de un encanto casi infantil, es una niña de apenas quince años al comienzo de la ópera; de la otra, su afirmación de la condición de mujer rápidamente desarrollada, capaz de asumir acontecimientos y de adoptar decisiones trágicas.

Madama Butterfly
"Tu tu Piccolo iddio"
Renata Tebaldi, soprano.

Para Minnie, la Dueña del Salón "La Polka" de "La fanciulla del west", utiliza una mezcla de colores cogidos de Mimì, Tosca y Turandot. Un papel sin duda muy complejo, envuelto en permanentes tensiones, indefinido entre la joven angelical, en espera del amor y la gobernanta autoritaria de una comunidad masculina.

La fanciulla del West
"Laggiu nel Soledad"
Angela Gheorghiu, soprano.

En Turandot, Puccini nos pinta dos caracteres diferentes. Por un lado Liú, heredera directa de una Mimì, con rasgos de una Suor Angelica y, de pasada, de una Butterfly. Mujer sacrificada, de un lirismo luminoso y de una especial calidez, finura y frescura en su voz.

Turandot
"¡Signore, ascolta!"
Katia Ricciarelli, soprano. Vienna State Opera Orchestra.
Lorin Maazel, director.

Muy diferente es, por supuesto, el dibujo del personaje protagonista, la "Princesa de hielo". Rígida, autoritaria y rencorosa en un principio, para posteriormente y de una manera brusca, cambiar en su manera de actuar y de reaccionar. Escuchemos la terrorífica aria "In questa reggia". Potencia y metal agresivo, contundencia en los ataques, vibración y rotundidad, han de ser básicas condiciones para enfrentarse a esta pieza.

Turandot
"In questa reggia"
Birgit Nilsson, soprano.

Junto a las protagonistas anteriormente descritas y en la misma colección de pinturas lírico-dramáticas, podríamos situar las hechas a Suor Angelica de la ópera del mismo nombre...

Suor Angelica
"Senza mamma, o bimbo"
Renata Scotto, soprano.


... y a la Anna de "Le Villi"

Le villi
"Se come voi piccina io fossi"
Kiri Te Kanawa, soprano. London Philharmonic Orchestra.
John Pritchard, director.

Dicen que estamos hechos de cuerpo y alma. Yo añadiría una tercera sustancia, la nube. Cuerpo, alma y nube. Cerrad los ojos y dejad que este coro divino, os eleve y os conduzca hacia ese tercer elemento. Allí os espero.


Madama Butterfly
"The Humming Chorus"
Hungarian State Opera Chamber Chorus &Hungarian State Opera Orchestra.
Giuseppe Patané, director.