28 nov. 2014

Armida de Lully

Jean-Baptiste Lully
En los albores del siglo XVII, la única forma musical representada en Francia, era el ballet cortesano. Es en 1669 cuando tiene lugar un hecho notable en pos del nacimiento de la ópera francesa, la creación en París de la “Academie Royale de Musique” (el actual teatro de la ópera), auspiciada por el monarca Luis XIV ("El Rey Sol").
Pues bien, a quien se le otorga el mérito de haber dado forma y consistencia en Francia a este hermoso arte de las emociones que es la ópera, es al compositor, instrumentista y bailarín de origen italiano Jean Baptiste Lully. Éste creó, con la colaboración de Philipe Quinault, lo que vendría a ser la forma original de la ópera francesa: la tragedia lírica, inspirada en la tragedia clásica. Armida se considera, en este sentido, su obra maestra.
Esta ópera o “tragédie lyrique”, consta de un prólogo y cinco actos; y está basada en el poema épico “Gerusalemme Liberata” (Jerusalén liberada) de Torquato Tasso. Fue estrenada el 15 de febrero de 1686 en el Théâtre du Palais-royal de París.
Lully y Quinault fueron capaces, con Armida, de crear un “continuum” sonoro en el que se establecían pocas diferencias entre las arias y los recitativos, configurando una forma de expresividad natural muy eficaz a la hora de cautivar a los espectadores que se anteponía al virtuosismo vocal de la ópera italiana. El paradigma de este modelo, lo representa el recitativo "Enfin, il est en ma puissance".

Armide 
Armide: Rinat Shaham.
Les Arts Florissants. William Christie

El tema de la ópera Armida, cuya acción se centra en el asedio de Jerusalén durante la primera cruzada, fue elegido por el mismo Luis XIV, aunque éste no asistió a su estreno ni la obra fue representada en la corte.
En su argumento, que aquí expongo muy resumido, se cuenta que la maga Armida, ha desatado toda su furia para detener a los enemigos de su reino. Gracias al hechizo de su mirada, ha logrado capturar a cientos de ellos; pero no ha podido hacerlo con Rinaldo. Aunque consigue seducirlo e incluso está próxima a darle muerte, no logra cometer el crimen porque se ha enamorado del joven guerrero…Finalmente, derrotada y abandonada por Rinaldo, que se convierte en su amante, Armida llora perdidamente su traición y la partida de éste.

William Christie
William Christie (Buffalo, 19 de diciembre de 1944)